Menú
Página 73 de 73

22-Feb-1872 - 03-Jun-1950

El Plan de Evangelización de la Arquidiócesis de Bogotá se enriquece notablemente con la mirada retrospectiva sobre las figuras señeras de nuestra historia particular.

Entre ellas destaca Monseñor Ismael Perdomo, Arzobispo de Bogotá entre 1928 y 1950.Apóstol de la Paz, conocedor de toda la Arquidiócesis, promotor de múltiples iniciativas sociales y caritativas, prudente pastor en medio de graves acontecimientos políticos y obediente a la Santa Sede hasta el heroísmo, nos dejó además el espléndido testimonio de su preocupación por la formación y santidad de los sacerdotes: la construcción del Seminario Mayor, baluarte arquitectónico de la ciudad.

El Siervo de Dios, Monseñor Pedro Ismael Perdomo Borrero, nació en Gigante (Huila), el 22 de febrero de 1872. Hijo de don Gabriel Perdomo Cuenca y doña María Francisca Borrero Silva. Terminó sus estudios de bachillerato en Neiva e ingresó al Seminario de Bogotá en 1889. Desde 1895 estudió Teología en el Colegio Pío Latino Americano de Roma, hasta obtener el grado de Doctor en Teología Sagrada en 1897. Fue ordenado sacerdote el 19 de diciembre de 1896 por el Emmo. Cardenal Lucido M. Parrochi.

Regresó a Neiva en 1899 y fue designado como Vicerrector del Seminario de Garzón (Huila); posteriormente fue nombrado Canciller de la Diócesis del Tolima. Fue preconizado por S.S. León XIII primer Obispo de Ibagué, primera diócesis desmembrada del Tolima y consagrado el 19 de junio de 1903 en Roma por el Emmo. Cardenal Francisco María Gotti. De 1908 a 1919 fue Secretario de las Conferencias Episcopales reunidas en Bogotá y en 1923.  Su Santidad Benedicto XV le promovió el 5 de febrero de 1923 a la Sede Titular de Trajanópolis y Coadjutor del Arzobispo de Bogotá, Monseñor Bernardo Herrera Restrepo, con derecho a sucesión del Arzobispado de Bogotá, lo que efectivamente ocurrió el 2 de enero de 1928.  El 9 de mayo de 1923, por bula de la Dataría Apostólica, fue nombrado Deán del Capítulo Primado. En 1949 fue nombrado también Vicario Castrense de las Fuerzas Armadas de Colombia.

Dedicado al gobierno de la Arquidiócesis, emprendió la construcción del edificio del Seminario Mayor, dejó instalado el Seminario Menor y fundó la Escuela Apostólica San Benito (Sibaté). A causa de los disturbios del 9 de abril de 1948, el Palacio Arzobispal quedó destruido y hubo necesidad de trasladar su residencia al Seminario Mayor de Bogotá.

En el mes de marzo de 1950, su salud, ya muy quebrantada por espacio de dos años, sufrió una crisis definitiva. Murió el 3 de junio de 1950  y sus restos reposan en la Capilla de la Inmaculada de la Catedral Primada.

La persuasión de que Monseñor Perdomo ejercitó las virtudes cristianas en forma extraordinaria, especialmente las propias de su cargo pastoral, movió a sus sucesores a promover el proceso necesario para la beatificación y canonización del santo arzobispo, hoy ya con el título de “Siervo de Dios”.

Oración para pedir la Canonización
de El Siervo de Dios Monseñor Ismael Perdomo Borrero

Oh Señor, que revestiste a tu Siervo Ismael Perdomo de las más admirables virtudes, particularmente la fortaleza de su fe, su opción preferencial por los pobres, su humilde abnegación, su heroica paciencia, su celo por la paz y su inmenso amor por la Virgen Nuestra Señora, concédenos por sus méritos la gracia que hoy solicitamos de tu infinita bondad, para que así como lo elevaste a la plenitud del sacerdocio en la Iglesia Colombiana, así también, seguros de su valimiento en el cielo, lo veamos prontamente exaltado al honor de los altares. Amén.